Articulos 2018-07-25T21:02:51+00:00

BLANQUEAMIENTO DENTAL

La odontología estética ha ganado mucha relevancia, y cada vez son más los pacientes que nos demandan una sonrisa de cine. Los defectos estéticos incluyen una gran variedad de condiciones que van desde dientes anteriores ausentes, hasta el cambio de coloración de los dientes; esto a menudo nos obliga a aclarar el color de los dientes. Haciendo referencia al blanqueamiento podremos distinguir dos tipos, en función del estado del diente (vital o no).

  • Blanqueamiento no vital Es ideal en aquellos dientes que presentan un oscurecimiento posterior al tratamiento desvitalizador (endodoncia). Requiere un tratamiento en la consulta, consistente en colocar el producto blanqueador al interior del diente; al cabo de una semana se valoran los resultados para completar el tratamiento o bien repetir la sesión.
  • Blanqueamiento vital Disponemos de métodos clínicos y ambulatorios, dependiendo de la dificultad del caso. Debemos tener en cuenta que con estos tratamientos nunca conseguiremos un 100% de mejoría, pero sí un elevado porcentaje de aclaración del tono de los dientes. También debemos dejar constancia de que las manchas más oscuras (amarillo-gris) requieren aproximadamente el triple de tiempo de tratamiento y pueden recidivar, aunque no con la misma intensidad inicial.Los métodos ambulatorios consisten en dar al paciente una férula blanda adaptada a sus dientes, así como unas jeringas con el agente blanqueador. El paciente deberá llevar la férula con el blanqueador unas horas al día (puede ser de uso nocturno) durante 15 días aproximadamente.Después de este tiempo podemos haber aclarado los dientes unos dos tonos (según una guía de colores). El nuevo color conseguido se mantiene durante años. Así pues, gracias a estos sistemas blanqueadores disponemos de técnicas sencillas que nos permiten mejorar en determinados casos la estética del paciente.

EL BRUXISMO

El bruxismo es un hábito muy frecuente en la sociedad moderna. Se trata de un movimiento o reflejo inconsciente, que consiste en la contracción rítmica y repetitiva de los músculos de masticación produciendo un chirriar o apretar de dientes con fuerza. Muy pocas veces se acude al dentista por este motivo. Normalmente es el profesional el que al realizar la revisión bucal rutinaria lo detecta. El paciente, que no es consciente de su problema, se queda sorprendido y le cuesta entender el mecanismo de esta parafunción El hecho de apretar los dientes es mucho más frecuente durante las horas nocturnas, ya que cuando estamos durmiendo no actúan los sistemas de alerta que tenemos durante la vigilia. De todos modos, a lo largo del día cuando estamos concentrados en nuestro trabajo, conduciendo, Estudiando o mirando la televisión; también se produce este hábito de apretar los dientes, entonces nuestro mecanismo de alerta nos ayuda a que no lo realicemos durante un período muy largo de tiempo o con demasiada fuerza. El bruxismo está casi siempre relacionado con situaciones de estrés, ansiedad, nervios o pequeñas frustraciones cotidianas. Esta alteración funcional conlleva toda una serie de consecuencias, como el desgaste de los dientes anteriores y las muelas. Debido a este desgaste, hay pacientes que relatan que al despertarse por la mañana sienten una sensación cono de arenilla en la boca, son sus propios dientes que las está desgastando. Por norma, los dientes anteriores son las primeras en perder sustancia dental. Se empiezan a desgastar las cúspides de los colmillos y premolares, que van perdiendo su forma característica con punta. Poco a poco, se va disminuyendo la altura original de los dientes, haciéndose más pequeños y cortos. Desgraciadamente, todas estas alteraciones en la estructura del diente, como la pérdida de capas de esmalte hacen que los elementos dentales sean más sensibles a los cambios de temperatura, ácidos, etc., Haciendo nuestros dientes más propensos a tener caries, así como creando zonas retentivas donde se quedan restos de comida.

  • El bruxismo conlleva problemas de contracturas y dolores musculares de cabeza y cuello, y alteraciones en la articulación temporomandibular provocando a) Ruidos, como clics al abrir y cerrar la boca, al masticar, etc.
  • Bloqueo a la hora de abrir o cerrar la boca. Otra consecuencia del bruxismo es que favorece la evolución de la enfermedad periodontal o piorrea que produciendo una destrucción más acelerada del soporte dental. El tratamiento más utilizado por el bruxismo es una placa de descarga Estos aparatos están elaborados con un material plástico, transparente, duro. Cuando usamos la férula los dientes contactan con el plástico y permiten que la mandíbula se recoloque en una posición adecuada, relajando los músculos masticatorios y disminuyendo la presión sobre los dientes. Así evitamos que nuestros dientes se vayan desgastando y deteriorando. El tiempo de duración del tratamiento suele ser largo, ya que el factor causal del estrés o nerviosismo continúa estando presente el paciente.
  • Bloqueo a la hora de abrir o cerrar la boca. Otra consecuencia del bruxismo es que favorece la evolución de la enfermedad periodontal o piorrea que produciendo una destrucción más acelerada del soporte dental. El tratamiento más utilizado por el bruxismo es una placa de descarga Estos aparatos están elaborados con un material plástico, transparente, duro. Cuando usamos la férula los dientes contactan con el plástico y permiten que la mandíbula se recoloque en una posición adecuada, relajando los músculos masticatorios y disminuyendo la presión sobre los dientes. Así evitamos que nuestros dientes se vayan desgastando y deteriorando. El tiempo de duración del tratamiento suele ser largo, ya que el factor causal del estrés o nerviosismo continúa estando presente el paciente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies